A otra cosa

Sentenciado el destino de los equipos regionales en el torneo de transición, ambos deben comenzar a estructurar el proyecto deportivo de cara al próximo año.

No se pudo. Ni Coquimbo Unido ni Club Deportes La Serena estuvieron a la altura de las exigencias en la recta final del campeonato de la Primera B.

Si bien se puede debatir si ambos planteles estaban configurados y tenían la misión de pelear el título; la realidad indica que por historia, tradición, estadios e hinchadas las dos instituciones deben ser protagonistas en la división y por sobre todo luchar por alcanzar el objetivo que no es otro que volver a la Primera División.

Ese es el objetivo. Ese es el proyecto. El camino puede ser debatible; es decir la ruta la deben elaborar dirigentes, técnicos y ejecutadas por los futbolistas, la meta es el ascenso.

Ahora sólo queda terminar la temporada de la mejor forma y rápidamente revisar las situaciones que marcarán el 2018.

En el caso de los granates visualizar la opción de la posible llegada de un inversionista, tema que fue reconocido por el gerente del club y resolver quien será el técnico para luego diseñar una estructura y un plantel que le permita volver a la carga por el ascenso.

En el caso aurinegro la resolución de la eventual salida del administrador Sergio Morales es clave. Dependiendo de aquello tendrá tarea el técnico Patricio Graff para conformar una plantilla elegida por él o impuesta por el empresario.

Se fue el 2017 con la marca de una nueva frustración. Pero a otra cosa, el fútbol y la pelota sigue rodando junto a las ilusiones de la hinchada. Ahora todo está en manos de las dirigencias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *