Jóvenes de La Serena reutilizan bolsas plásticas a través de técnica de termofundido

Los estudiantes con Síndrome de Down y Autismo trabajan en un taller escolar donde confeccionan uñetas y botones entre otros productos.

Hoy en día el tema del cuidado del medio ambiente está latente, teniendo en cuenta el daño ambiental que han provocado los desechos emanados por el hombre, se hace indispensable insertar en la conciencia colectiva lo que es reciclar, reducir y reutilizar.

Es en este contexto, y bajo el eslogan “Nada ni nadie es desechable”  que niños y niñas del Colegio Ser de La Serena, establecimiento de carácter inclusivo, ya han comenzado a trabajar en el tema donde a través de un taller aprenden a confeccionar botones y uñetas reutilizando bolsas plásticas, uno de los principales elementos de contaminación en el planeta.

“Quedé gratamente sorprendido, la verdad es que ver cómo convierten las bolsas de en estas cosas realmente es maravilloso, ellos trabajan con tanto cariño y amor que a uno le demuestra que estos niños y niñas si pueden superarse, si pueden incluirse en la parte laboral así que por lo tanto solo me queda felicitarlos”, indicó el alcalde Roberto Jacob, quien visitó el lugar donde trabajan, conversó con los estudiantes y los instó a que siguieran por la misma senda.

Cabe destacar que este taller se realiza hace cuatro años, donde se les enseña la técnica de termofundido, en la cual se coloca la materia prima (plástico recortado) en una máquina que la compacta y que luego a través de moldes toma la forma final.

“Los jóvenes del colegio, que tienen necesidades educativas permanentes, trabajan esta técnica, los elementos se comercializan y todo lo recaudado se les entrega a través de un bono a fin de año”, comentó Lorena Figueroa, relacionadora pública de la Fundación Educacional Ser, quien supervisa lo que van haciendo, ayudándolos con lo que necesiten.

De esta manera se pretende generar conciencia en la sociedad con respecto al tema ecológico, sin embargo también deja un mensaje de inclusión, demostrando que los niños con Síndrome de Down o Autismo son capaces de realizar diferentes tareas ganándose con su esfuerzo  un espacio a través de su trabajo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *